Omnibiografia directorio de biografias
BIOGRAFÍA DE Huerta, Victoriano
 
 
Huerta, Victoriano
Nació en Colotlán, Jalisco, el 22 de Diciembre de 1850, según consta en el libro de registro de bautismos de la notaría parroquial de esta ciudad. Presidente de facto de México entre 1913 y 1914.

Al llegar el niño a la edad escolar, su padre, a diferencia de sus vecinos, se propuso que Victoriano asistiera a clases, en vez de trabajar en el campo. En compensación obtuvo muy buenas calificaciones en la escuela rural a la que asistía y que tenía como director, al cura que lo había bautizado.

Ya de adolescente, leyó un aviso oficial publicado en "El Monitor Republicano", que enumeraba los requisitos de admisión al Colegio Militar de Chapultepec. Confió a su padre que le gustaría ir a la Ciudad de México y seguir la carrera militar, deseo que a los dos les debió parecer una fantasía.

En mayo de 1869, el convoy del general Donato Guerra visitó su ciudad natal y expresó su deseo de contratar a un secretario particular. Huerta se ofreció como voluntario.

El General Guerra, estaba impresionado por la inteligencia de su nuevo asistente, decidió hacer uso de sus influencias en la capital para lograr que Victoriano fuera admitido en el colegio Militar. El General, mediante la intervención del propio Presidente de México, Benito Juárez, pudo finalmente arreglar la entrada de Huerta al Colegio Militar, donde obtuvo notas sobresalientes. Al graduarse fue comisionado al Cuerpo de Ingenieros y se desempeño en labores topográficas en la región de Puebla y el Estado de Veracruz, donde conoció a Emilia Águilar, con quien contrajo matrimonio a finales de 1880.

Sirvió en batallones, ascendió por escalafón hasta coronel, en 1894 y recibió el mando Tercero de Infantería.

En diciembre de 1900 combatió a los yaquis en Sonora y en 1902 a los mayas en Yucatán y Quintana Roo. Durante su estancia en el sureste desarrolló cataratas, una enfermedad que lo hostigaría la mayor parte de su vida.

A su regreso, Huerta recibió el grado de general brigadier, la Medalla al Mérito Militar y fue nombrado miembro de la Suprema Corte Militar de la Nación.

En 1907 pidió permiso por razones de salud y, estuvo en Monterrey como jefe de Obras Públicas dos años y medio, aplicando sus conocimientos de ingeniería civil en el trazado de las calles.

En 1909 Huerta decidió regresar a la Ciudad de México y comenzar a impartir clases de matemáticas.

Tras estallar la revolución convocada por Francisco I. Madero, Huerta solicitó su reincorporación al ejército y tras la renuncia de Porfirio Díaz, Huerta fue el encargado de escoltar el convoy presidencial de éste al puerto de Veracruz, cosa que a Don Porfirio no le agradó del todo, pues nunca confió plenamente en él.

Huerta permaneció fiel al ejército durante el gobierno interino de Francisco León de la Barra, pero participó en algunas acciones de provocación al ejército rebelde comandado por Emiliano Zapata. Tan pronto Madero asumió la presidencia ordenó su dimisión de las fuerzas armadas, pero cambió de opinión y en 1912 lo nombró comandante de las operaciones del norte; se trasladó a Torreón formó la División del Norte y estuvo a punto de fusilar a Pancho Villa (los hermanos del Presidente Madero intervinieron y Villa sólo estuvo preso algunos días en la Ciudad de México), derrotando a los orozquistas en Conejos, Rellano, La Cruz y Bachimba. En septiembre, Madero lo nombra secretario de Guerra en la capital de la República.

Tras la rebelión de Félix Díaz, Huerta declinó las ofertas de los golpistas por temor a sólo ser utilizado.

Sin embargo, tras la muerte de Reyes ofreció sus servicios a Madero quien lo volvió a poner al mando del ejército. A los pocos días, Huerta se unió a los sublevados pero fue descubierto por el hermano de Madero, quien lo arrestó y lo acusó frente al presidente. Madero no creyó las versiones y lo puso en libertad, sólo para enterarse dos días después que Huerta lo había traicionado (en la llamada decena trágica) aliado con Aureliano Blanquet, jefe del 29o. Batallón y se autonombraba Jefe del Ejecutivo, obligándolo a renunciar.

Huerta y Félix Díaz, aliados con Henry Lane Wilson, embajador de Estados Unidos en México, habían suscrito el Pacto de la Embajada, también conocido como Pacto de La Ciudadela.

Al principio Félix Díaz se sorprendió por la noticia, pues el plan inicial era que Díaz ocuparía la presidencia al triunfo de la rebelión. Sin embargo, Huerta logró convencerlo de que lo dejase gobernar de manera interina para pacificar a los maderistas.

El 22 de febrero de 1913 Madero y el Vicepresidente José Ma. Pino Suárez fueron arteramente ejecutados.

Tras una efímera presidencia provisional de 45 minutos por parte de Pedro Lascurain, Huerta asumió el poder en medio del caos.

Su gobierno se caracterizó por el despilfarro, la anarquía y la subordinación a los intereses de los terratenientes, llegó incluso a disolver el Congreso.

En Gral. Victoriano Huerta, presionado por el "Plan de Guadalupe" que encabezó Don Venustiano Carranza, como Jefe del Ejército constitucionalista, tomó la decisión de renunciar a la Presidencia de la República el 8 de Julio de 1914.

Durante la semana siguiente, Huerta y doña Emilia hicieron preparativos para su destierro en Europa. El documento de su renuncia a cargo de la Presidencia de la República fue presentado al Congreso el 15 de julio del citado año.

Victoriano Huerta, abandonó México, se trasladó a España y al año siguiente se desplazó a Estados Unidos, donde fue detenido bajo la acusación de fomentar la rebelión en México.

El 13 de Enero de 1916, el "chacal", como se le conocía murió.




 

 
( 1850 - 1916 )

Copyright © 2009 Omninternet S.A de C.V.